7 errores que he cometido buscando socios y dónde encontrarlos

Buscar socios para empezar un proyecto emprendedor es una de las tareas más complicadas a las que uno se puede enfrentar. Es difícil encontrar los perfiles adecuados para tu proyecto y además que seáis personas compatibles para trabajar juntas durante largas jornadas de trabajo.  

Todo esto lleva muchas veces a la precipitación a la hora de asociarse. No hace falta que te diga que un equipo promotor mal formado es una apuesta segura para que el proyecto salga mal. Así que lo primero que te recomiendo es que no te precipites a la hora de asociarte, tómate tu tiempo. 

La realidad es que muchas veces los socios aparecen cuando el proyecto empieza a coger forma, así que no esperes a tener a todo el equipo para empezar a desarrollar tu protipo 

A continuación, te comento los errores más habituales que me he encontrado a la hora de buscar socios. Seguramente haya bastantes más, pero como mínimo ten en cuenta éstos.  

El hombre o mujer orquesta 

Se trata de ese emprendedor que cree que es capaz de todo y puede hacer todas las actividades de la empresa, desde las ventas hasta la presentación de impuestos pasando por la limpieza del local. 

Para poner en marcha un negocio no es obligatorio tener socios, ya que cada proyecto necesita de un análisis individual para llegar a esa conclusión. De hecho, en España hay más de 3 millones de autónomos.

Pero lo que sí es importante es que como emprendedor sepas diferenciar las actividades clave del negocio de aquellas que no lo son. Para ello tendrás que reflexionar sobre las actividades que crean más valor a tus clientes. Externaliza aquellas que generan menos valor o tienen un coste de aprendizaje demasiado elevado en tiempo para el equipo  

Sal de tu entorno para buscar tus socios

Uno de los errores habituales a la hora de buscar socios es reducir nuestra búsqueda a nuestro entorno cercano. Yo mismo he cometido este error abriendo un negocio con mi padre. El problema es que es difícil que en tu entorno encuentres los socios ideales, ya que tienes un número reducido de contactos.

Lo que deberías hacer en primer lugar es describir el perfil de los socios: que formación deberían tener, que experiencia deberían aportar a la empresa, que habilidades emprendedoras debería haber desarrollado para el puesto que ha de ocupar en el negocio, etc.…Una vez tengas claro el perfil de persona que estás buscando vendrá el momento de ponerle nombre y apellidos.  

No definir perfiles de manera correcta

En el error anterior comentaba que tenías que definir perfiles, para empezar ¿qué te parece si troceas tu empresa?. Si has leído alguno de mis artículos habrás visto que siempre hablo de tres áreas clave en el negocio: Producto; Marketing y Ventas; Gestión. 

Piensa sobre todo en la experiencia que debería tener cada persona según el área que quieras cubrir. Por ejemplo, si buscamos una persona de Marketing y Ventas, no es necesario que sea una experta en el desarrollo del producto, fundamentalmente necesita saber las características y diferenciación clave del producto, y el público objetivo al que nos vamos a dirigir para poder desarrollar los argumentos de venta. 

Que los perfiles no sean complementarios 

Hace unos días estuve con unos chicos que querían desarrollar una aplicación de turismo deportivo. La verdad es que la idea tenía buena pinta. Los tres promotores se habían conocido haciendo la carrera de turismo y no tenían ninguna experiencia laboral relevante, acababan de salir de la universidad. Desgraciadamente para ellos, este equipo promotor está condenado al fracaso con un porcentaje muy elevado. 

¿Por qué? Porque son tres fotocopias, son tres perfiles iguales, con los mismos conocimientos y experiencia. Como mínimo deberían buscar un perfil más tecnológico que supiera algo sobre desarrollo de aplicaciones. Es solo un ejemplo para que entiendas la importancia de tener socios con perfiles complementarios.  

Compromiso de los socios con el proyecto

No es sencillo tomar la decisión de asociarse con alguien. Has de saber que se trata de un compromiso muy fuerte entre dos personas. Es más difícil y más caro disolver una sociedad que un matrimonio.

Por ello es importante calibrar el compromiso de los socios con la empresa. Todos tendréis que ser conscientes de los sacrificios que conlleva poner en marcha vuestro propio negocio, tanto a nivel financiero como de dedicación al proyecto. 

Pensad que el compromiso no es para dos o tres años, todo lo contrario, se trata de una asociación a largo plazo, pensad a diez años vista como mínimo.

Por supuesto hay mecanismos para la salida de socios, pero esta salida va a dejar tocado al equipo promotor, ya que se tendrá que buscar una persona para desarrollar esas mismas funciones, con el coste en tiempo y dinero que nos puede llevar. Por ello es importante que todos los socios tengan alineados sus intereses y tengan unos objetivos y hoja de ruta definidos a largo plazo 

Asociarse demasiado pronto

De la misma manera que es un error no crear una relación comprometida a largo plazo, también es un error tener mucha prisa por asociarse. 

He visto a muchos emprendedores asociarse a primera vista, con mucha prisa por firmar un compromiso en forma de sociedad sin conocerse a fondo. Para asociarte con alguien primero has de conocerlo muy bien

No solo conocer sus capacidades profesionales y experiencia, si no conoceros a nivel personal, ver si congeniáis, si podéis tener una buena relación personal. Y esto no se sabe en un par de reuniones donde cada uno explica su punto de vista sobre el proyecto. Se empieza a saber después de unas semanas de trabajo, bien desarrollando un plan de negocio o un producto mínimo viable. 

Firmad el compromiso de sociedad cuando realmente sea imprescindible. Recuerda que, para hacer un plan de negocio, ir a ver locales donde desarrollar tu actividad, prototipar tu producto e incluso ir a enseñárselo a tus clientes, no necesitas estar constituido.  

No firmar un pacto de socios 

Una vez habéis decidido asociaros, el siguiente paso será firmar un pacto de socios.

La escritura de la sociedad

La escritura de la sociedad no resuelve la relación entre socios.

En el caso de no tener un pacto de socios, cualquier problema se resolverá según la legislación civil y mercantil. Por lo tanto, es mejor que seas tú, con tus socios, los que decidáis como queréis que sea vuestra relación entre vosotros y con la sociedad. La ley no obliga a hacer un pacto de socios, pero es muy, muy recomendable. 

¿Debería hacérmelo un abogado?

Es lo más apropiado, ya que el pacto de socios se ha de redactar según las necesidades de cada proyecto para un momento determinado. No será el mismo pacto entre los socios promotores, que el pacto que firmaréis si entra un inversor privado.

¿Cuándo he de firmar el pacto de socios?

Es recomendable hacerlo desde la constitución de la sociedad. Muchas startups postergan el pacto de socios hasta la entrada de un inversor, es un error.

¿Puedo coger un pacto de socios de Internet y copiarlo? 

Una rápida búsqueda en Google te va a dar muchos resultados de pacto de socios. Mi recomendación es que os lo haga a medida un asesor legal, en cualquier caso, es mejor tener un mal pacto de socios que no tener ninguno 

¿Y dónde puedo encontrar socios?  

No hay una única vía para encontrar personas con las que desarrollar tu proyecto. Yo te doy algunos consejos para que te pueda resultar más sencillo. Lo primero que debes hacer es empezar a agrandar tu lista de contactos. Para ello empieza a desarrollar tus habilidades para hacer networking  

Empieza explicándoles a todos tus contactos que estás pensando en poner en marcha un proyecto y que buscas un determinado perfil de socio. Cuando alguien de tu entorno te pone en contacto con una persona para asociarte se supone que te va a presentar a alguien que cree que puede ser compatible contigo, lo cual puede evitar algunos sustos desagradables.  

Como te he comentado antes, no puedes quedarte en tu entorno más cercano. Empieza a asistir a eventos de emprendimiento de tu ciudad. Seguro que buscando en Google puedes encontrar alguna web con los principales eventos que se harán cerca de ti.

Por ejemplo, para Barcelona yo utilizo la web Barcelona loves entrepeneurs. También estoy suscrito a las newsletters de varias entidades que tienen que ver con el emprendimiento para estar al día de los eventos. En la plataforma Meetup puedes encontrar eventos de prácticamente cualquier temática. 

No esperes encontrar en el mismo evento a tu socio, podría pasar, pero no es lo más probable. Intenta interactuar con el máximo número de personas para poder tener un primer contacto, si encuentras alguien interesante ya profundizarás más adelante.  

Otra opción para ponerte en contacto con posibles socios será Linkedin. Estoy seguro de que ya tienes un perfil en esta red social. Busca los grupos sobre emprendimiento y tu sector. El problema aquí es que puedes encontrar un posible socio que no esté en tu misma ciudad, esto podría ser un obstáculo.    

Puedes intentar acudir al servicio de asesoramiento para personas emprendedoras de tu Ayuntamiento para saber que ayuda te pueden prestar. En algunos de ellos pueden tener tablón de anuncios o pueden ponerte en contacto con otras personas.  

Y tú, ¿qué errores has cometido a la hora de buscar tus socios? ¿Se te ocurre algún otro recurso para encontrar personas con las que empezar tu negocio?   

Deja un comentario